Páginas vistas en total

sábado, 20 de febrero de 2016

Resúmenes siglos XVI-XVII

SIGLO XVI

Los reinados de los Reyes Católicos y de los dos primeros Austrias (Carlos I y Felipe II) tuvieron una gran trascendencia en la historia de España. Con ellos el país entró en una fase de unificación y expansión territorial que condujo a la creación de un gran imperio. Aunque fue un camino duro. La península Ibérica tenía una situación política diversa. La Corona de Aragón (Cataluña, Aragón, Valencia y Mallorca), el Reino castellano-leonés, Navarra, la Corona de portugal y el Reino nazarí de Granada eran entidades políticas distintas.
Cuando se produjo la unión política, debido a la cantidad de habitantes y riqueza, Castilla tenía una posición privilegiada para convertirse en el reino más importante de la Monarquía recién creada, respecto a la corona de Aragón que se encontraba más debilitada
Una serie de acontecimientos pusieron fin a la época medieval y dieron origen al nacimiento de una nueva época en España, la Edad Moderna. Finalizó la conquista de los territorios musulmanes y se descubrió y colonizó América. Además se establecieron otras relaciones entre los monarcas y los nobles, que provocó en el establecimiento de una Monarquía autoritaria en la que los reyes intervenían cada vez más en la economía. También se limitaron los privilegios de la Iglesia. En definitiva, la Monarquía se fortaleció, centralizando progresivamente el poder, y surgió un imperio que durante mucho tiempo dominó el mundo tal y como lo conocemos, por eso antes se decía que el Imperio Español era tan grande que nunca se ponía el Sol.

SIGLO XVII
A lo largo de gran parte de este siglo, la Monarquía española entró en una fase de decadencia. El imperio que dejó Felipe II a su hijo no pudo ser sostenido más allá de la mitad del siglo. España perdió su lucha contra los holandeses, turcos y los franceses por tener el liderazgo y mayor poder en el continente y posiblemente el mundo. Este empeño político exterior implicó utilizar muchos recursos de los países peninsulares y de las colonias americanas. A esto se añadieron otras dificultades como las pestes, que provocaron que gran parte del conjunto de la monarquía terminara el siglo con menos población, así como el clima, que afectó de manera negativa al campo. El comercio y la artesanía tampoco pasaron por sus mejores momentos durante gran parte del siglo XVII. En resumen, todo lo que podía salir mal, salió peor.

Para la gobernación del país adquirieron un gran poder los validos reales,entre los que destacó el Conde-Duque de Olivares. En tiempos de éste se produjeron disputas por los conflictos de Cataluña y Portugal en 1640 debido a su proyecto de Unión de Armas.

Culturalmente hablando, se vivió una época de extraña. La universidad tuvo una etapa decadente con un progresivo deterioro de la enseñanza y de la ciencia. No obstante, a mediados de siglo unos personajes, los novatores, impidieron que España se alejara mucho de la nueva ciencia que existía en Europa. En cuanto a la cultura artística es reconocido que fue una de las épocas más importantes ya que tanto la literatura como la pintura alcanzaron un gran esplendor como así lo demuestran escritores como Cervantes, Lope de Vega, Quevedo o Calderón y pintores como Velázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario