Páginas vistas en total

domingo, 8 de mayo de 2016

Tarea 4: Comentario crítico

La picaresca parece un rasgo asociado al ser humano desde su aparición en la Tierra, el hecho de beneficiarse por encima respecto a otros o tan sólo por cuestión de supervivencia es algo que el homo sapiens ha mantenido para crear la jerarquía en nuestra especie... pero, ¿realmente es igual la picaresca de hace cientos de años que con los de ahora?

Si hablamos de pícaro, lo primero que se nos viene a la cabeza es el Lázarillo de Tormes, primera novela pícara de la historia, en la que cuenta como un chiquillo roba comida, se aprovecha aveces de la situación de los demás, etc pero para poder sobrevivir, pero, ¿ahora existen pícaros?. Desgraciadamente, si, pero por supuesto han cambiado muchos los roles de este término, ya que si antes era por subsistir o tener una pequeña ventaja por necesidad, ahora es tan sólo puro aprovechamiento e interés respecto a la sociedad.

Podríamos clasificar los pícaros actuales en dos grandes grupos:
- Pícaros millonarios
- Pícaros corrientes

La diferencia clave entre ellos es la clase social, no es lo mismo el pícaro que se aprovecha de que el camarero le ha dado más de lo que realmente era la vuelta al que estafa a hacienda y consigue cientos de miles de euros y lo manda a un paraíso fiscal.
Por lo tanto, la picaresca es un rasgo nacional, ya que todos alguna vez la hemos cometido, claro que no con el mismo nivel de importancia que otros. Además, cuanto menos tiene una persona, más honrada es, y eso es un dato real ya que en cualquier experimento social que busques en la web que trate de este tema verás que el resultado es el que digo.

Si tu pides un bolígrafo a un compañero porque perdiste el tuyo, y no se lo devuelves y él ni se acuerda de que te lo prestó, eso es ser un pícaro, ahora no es comparable a lo ocurrido en el caso Puyol, por eso insisto tanto en este punto.

Por otro lado, en esta tarea también ha estado presente el Quijote, caballero enloquecido por lo que los libros contaban acerca del amor y la lucha. Es por eso, que hoy en día existe gente parecida a este personaje de Cervantes, lógicamente no con el mismo pensamiento, sino que creen que aún existe esperanza, que esto puede ser un paréntesis, pero desgraciadamente los casos de corrupción sólo van in crescendo. La escasez llama a la ayuda, la ayuda llama al dinero ya que sin él... ¿que ayuda recibirías en este mundo?, el dinero llama al poder, y el poder a la avaricia... y finalmente la avaricia realizar actos fraudulentos. Mientras este mundo siga desequilibrado, los don quijotes no tienen nada que hacer, demasiados molinos para tan pocas lanzas.

Sería lógico hacer una reflexión diciendo, yo opino que esto debe cambiar porque hay gente pasándolo mal y por culpa de unos sufren otros... pero, ¿para qué?, tengo conciencia de que esto es tan sólo una tarea de bachillerato, pero creo que puedo incluir aquí mi visión tal y como la tengo en mi vida. Siempre he dicho que hay una barrera que va a ser el causante de que no podamos seguir en este mundo, por culpa de ese trozo de metal, ese papel que es insignificante, hablo de la moneda y el billete.

El dinero llama al dinero, y sin él no eres nadie, si no tienes un talento para producirlo o de por sí no posees una suma de este, te va a ser muy difícil aguantar en ese sitio que llaman calle, por lo que tienes una única opción, y es buscarte la vida siendo pícaro, eso que le llaman ser buitre o ser el más rápido, eso es hacer trampas, y diréis, ¿entonces justificas que roben los de arriba?, pues no, pero si no lo hacen ellos lo harán otros, porque la economía y el capitalismo sólo favorece a los que más tienen, por eso, todo el mundo compite para poder tener lo máximo. 

Es fea la palabra, competir, pero sería más correcto decir, pisarse unos a otros para que sólo un mínimo pueda vivir como rey y la mayoría como peones del rey y la reina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario