Páginas vistas en total

martes, 7 de marzo de 2017

Comentario Crítico "Donde habite el olvido"

Donde habite el olvido,

En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo solo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.



Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.



En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.



Allá donde termine ese afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.



Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.



Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.



El poema anterior, "Donde habite el olvido", pertenece a Luis Cernuda, autor y poeta de la Generación del 27. Una de las características poéticas de este autor es la aparición de rasgos amorosos en sus poemas, en este caso es  un deseo por olvidar un amor, quiere sacarlo de su cabeza ya que le causaba y así acabar con sus penas. No obstante, existen otros poemas en los que el tema es muy diferente, ya que se pueden reconocer 4 momentos en su vida en los cuales los temas son totalmente diferentes. Es posible encontrar al principio de su vida escritos hablando de un amor no disfrutado, pero presentido y otros casos donde el amor lo expresa como experiencia feliz, exaltada, pero marcada por la brevedad. Así lo leemos en los Poemas del cuerpo.

Pero volviendo al comentario y centrándonos en "Donde habite el olvido", tenemos una clara situación de necesidad de olvido, y para ello Cernuda recurre a elementos de la naturaleza, más visible en el primer párrafo, ya que supongo que es el lugar donde mandar recuerdos, ilusiones, allá lejos y donde nadie ha pisado jamás, un lugar donde tan sólo segundos después de nombrarlo sea ya algo olvidado y obviado por nuestra mente. 

En mi opinión, este poema representa la situación de cualquier persona enamorada que se vea obligada a renunciar a ese amor, pero no lo veo aplicable a esta sociedad. Antes, el amor era más puro, más sincero, y realmente alguien lo pasaba mal al tener que olvidar, pero hoy es diferente. Siempre han habido borrachos en tabernas y hoy en discotecas que intimidan a una señorita o mujeres de burdel que sólo actúan por dinero, pero el amor de hoy no es comparable al de una persona de esta época.

Toda esta reflexión me lleva a un punto muy simple, y es que a pesar de que en esos momentos de su vida el poeta Cernuda estuviese atravesando un mal trecho, muchos querrían, y porque no... me incluyo, querríamos volver a esos sentimientos, a luchar por una persona años y que esa persona valorase ese esfuerzo... pero el hoy no es como ayer, y mañana no será como el hoy.

En conclusión, Puede que el ser humano avance en tecnología, pero en sentimientos hemos vuelto a la Edad de Piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario